Seleccionar página

Como dueño de perros, puedo entender querer lo mejor para tu perro. Por eso, para que te sientas tranquilo te voy a contar todo acerca de los perros y los huesos que aman morder. Después de leer este artículo, sabrás si los perros pueden masticar huesos con seguridad.

Entonces, ¿los perros pueden morder huesos? Los perros pueden morder huesos, siempre que estén crudos. Los huesos de la carne cruda son lo suficientemente suaves como para que los perros los mastiquen con seguridad y también los digieran. No le des a tu perro ningún hueso que haya sido cocinado. Se vuelven duros y frágiles, y pueden astillarse o romperse fácilmente, lo que puede ser peligroso para tu perro.

Aún debes tener cuidado y vigilar a tu perro cuando le des huesos, independientemente del tipo que sean. Si tienes curiosidad acerca de los peligros de los huesos, o cómo saber qué huesos específicos son seguros para tu perro, sigue leyendo.

¿Cuáles son los peligros de los huesos?

Los huesos, especialmente los que se han cocinado, pueden tener muchos efectos negativos para la salud de tu perro. Por eso, es muy importante tener cuidado al decidir si debes darle un hueso a tu perro.

Si bien los huesos crudos son exponencialmente más seguros y mejores para tu perro, aún debes tener cuidado y estar atento mientras tu perro lo mastica. Cualquier hueso puede romperse en pedazos pequeños y quedar atrapado en la garganta de tu perro, haciendo que se ahogue.

Si los perros son pequeños, es más fácil que un pedazo de hueso quede atrapado en su garganta y se ahogue. Especialmente si le das un hueso más pequeño, es más fácil que se rompa.

El verdadero peligro es darle huesos cocidos a tu perro. Los veterinarios advierten estrictamente en contra de darle a tu perro huesos que hayan sido cocinados. Una vez que los huesos se han cocinado, se vuelven frágiles y fáciles de astillar y romper. A continuación se enumeran algunos de los peligros más comunes de los huesos cocidos.

  • Las piezas afiladas del hueso que rompe tu perro pueden cortarlo y causar lesiones en la boca y la lengua.
  • Debido a que el hueso se endurece después de ser cocinado, también puede romper los dientes de tu perro.
  • Las piezas afiladas que se tragan pueden causar bloqueo o perforación en la tráquea, el esófago u otros órganos.
  • Los huesos astillados pueden causar sangrado interno después de ser ingeridos.

Ve a lo seguro sobre qué huesos le das a tu perro. La salud de tu perro siempre debe ser tu primera prioridad al hacer este tipo de elecciones.

¿Cuáles son los beneficios de masticar huesos?

Como ya vimos en la primera parte del artículo, los huesos pueden ser peligrosos, pero también hay algunos beneficios para la salud al darle huesos a tus perros.

Lo primero es lo primero. Debes asegurarte de que los huesos que le estás dando a tu perro sean seguros, y que los vigiles, para asegurarte de que no se traguen piezas pequeñas. Dicho esto, tu perro realmente puede beneficiarse al masticar huesos.

El primer beneficio es que la acción de masticar realmente proporciona estimulación mental para tu perro. Masticar puede ayudarlos a relajarse y mantener la calma y la concentración. Es esencialmente un calmante para el estrés de tu perro, que alivia su ansiedad. Masticar es un instinto natural que los perros tienen que hacer para mantenerse cuerdos.

Otro beneficio es la proteína que tu perro recibe de la médula ósea del hueso. La médula ósea tiene muchos efectos positivos en la salud de tu perro. La médula ósea les da la proteína que necesitan.

Masticar huesos también es bueno para los dientes de tu perro. Los ayuda a mantenerlos limpios y fuertes. Siempre y cuando te asegures de que el hueso no sea demasiado duro para tu perro, es bueno que los dientes de tu perro lo mastiquen. Si el hueso es demasiado duro, puede romperse o romper los dientes de tu perro, lo que definitivamente no deseas.

Aún ten en cuenta que los huesos pueden ser peligrosos. Sé inteligente con los huesos que le das a tu perro. Algunos huesos son más seguros que otros, y al final realmente depende de tu perro.

¿Cuales son los huesos para perros más seguros?

En secciones anteriores, discutimos sobre huesos seguros y tomamos decisiones inteligentes con respecto a la salud de nuestros perros. Hemos hablado mucho sobre garantizar que los huesos sean seguros para tu perro, pero ¿cómo puedes estar seguro de que le estás dando a tu perro los huesos correctos o no?

Recuerda siempre, NUNCA le des huesos cocidos. Si le estás dando un hueso a tu perro, asegúrate de que no sea de sobras de la mesa o carne previamente cocida. Los huesos crudos son más suaves y fáciles de digerir para los perros.

Asegúrate de que los huesos crudos que le des a tu perro sean lo suficientemente grandes como para no se asfixien. Los veterinarios recomiendan que los huesos crudos que le des a tu perro sean del tamaño de la cabeza del perro. Esto hará que sea más difícil para el perro romperlo en pedazos y tragárselos.

Siempre vigila a tu perro mientras este mordiendo el hueso, incluso si crees que el hueso es seguro. Las cosas inesperadas suceden, y de alguna manera tu perro podría partir un hueso que creías que estaría bien y ahogarse. Así que ten cuidado y vigílalos siempre que coman hueso.

También es importante medir la agresividad de tu perro. Los perros poco agresivos raramente rompen el hueso, ya que solo lo mordisquean. Pero no todos los perros son iguales. Tú mejor que nadie conoces a tu perro y sabes lo agresivo o destructivo que puede ser, así que tenlo en cuenta al darle un hueso. Pero, cada perro es diferente, así que siempre vigílalos.

Por último, siempre es mejor prevenir que lamentar. Si no estás seguro acerca de un hueso, no se lo des a tu perro. Sé inteligente con tus elecciones y no pongas a tu perro en peligro porque crees que podría estar bien.

¿Los huesos que venden en tiendas son seguros?

Seguramente, cuando ves los huesos comestibles en la tienda de mascotas, piensas que si los venden ahí deben ser seguros para tu perro. Este no es siempre el caso. Aún debes tener cuidado con lo que compras, porque no siempre son buenos o seguros para tu perro.

Las tiendas a veces venden huesos que han sido cocinados o que son más frágiles que otros. Siempre revisa el empaque para asegurarte de que los huesos estén crudos y blandos.

Además, ten cuidado con el tamaño del hueso que le compras a tu perro. A pesar de que están en la tienda, no significa que sean buenos para todos los perros. Asegúrate de comprar un tamaño que sea lo suficientemente grande como para que tu perro no se ahogue.

Si tu perro es pequeño, no tienes que comprar huesos extremadamente grandes, solo que tengan el tamaño suficiente como para que no tengas que preocuparte de que se rompa.

Conoces a tu perro mejor que nadie. Si es más destructivo que otros, entonces quizás los huesos no sean lo mejor para ellos. En esos casos, tal vez sería mejor buscar un juguete masticable diferente. Siempre ejerce precaución en tus decisiones.

Preguntas relacionadas

¿Qué pasa si mi perro se come un hueso? Si tu perro accidentalmente se comió un hueso, vigílalo cuidadosamente durante los próximos días. Si nada parece estar mal y está actuando de manera normal, debería estar bien. Si comienza a vomitar, tiene diarrea, pierde el apetito o muestra un cambio de comportamiento, llévalos a ver a un veterinario inmediatamente.

¿Pueden los huesos matar a un perro? Si un perro se traga parte de un hueso, es posible que muera por asfixia u otras complicaciones. Si comienzas a notar problemas de salud o un cambio en el comportamiento después de darle un hueso a tu perro, llévalo a ver a un veterinario inmediatamente.